Buscador de Boletines:

Apio en Nutriterapia-1

29 de noviembre del 2011

El apio, este alimento que da su sabor característico a los caldos, es originario del Mediterráneo, del Cáucaso y del Himalaya. Hay constancia que ya se utilizaba en el antiguo Egipto. Como hortaliza, empezó a cultivarse y consumirse a partir de la Edad Media. Actualmente es muy consumido en Europa y América por su gran poder diurético y su capacidad de remineralización.

De las variedades de apio, la más utilizadas y famosas es el Apium Graveolens ver. Dulce. Luego tenemos el Apio nabo. El apio pertenece a la familia de las Umbelíferas.

Para crecer, el apio necesita de un clima templado. No soporta el frío del invierno y necesita luz. Un 30%, que se comercializa es de apio blanco y un 70% de apio verde. Tradicionalmente, el apio se le ha asociado propiedades importantes de tipo depurativo y para gran cantidad de remedios relacionados con temas digestivos.

Por sus propiedades diuréticas se le incluye en todas las dietas de adelgazamiento.

Bioquímica del apio
Por 100 gramos, el apio contiene:
-50 mg. de betacaroteno.
-Ácido fólico y Vit. C.
-Agua: 92%.
-Calcio: 41 mg.
-Sodio: 120 mg.
-Calorías: sólo tiene 17 calorías.
-Fibra (abundante).
-Glúcidos.
-Limoneno.
-Otros minerales: Sodio,  Magnesio, Hierro, Azufre y Zinc.
-Otras sustancias: Ftálida, ácido fólico, betacaroteno.
-Potasio: 320 mg.
-Proteínas.
-Vitaminas, A, E, B1, B2.
-Terpenos (aceites esenciales).


Las propiedades saludables del apio se deben a sus principios activos principales que son el limoneno y el selineno que están presentes en toda la planta más la asparagina, que se encuentra en la raíz. El Apio posee en abundancia potasio y sodio, además de otros minerales como calcio, magnesio y zinc.  También la mayoría de los beneficios del Apio se deben a sus aceites esenciales que contiene, entre otros compuestos, apiol, limoneno, psoralenos o apiina. Estos aceites esenciales del apio son especialmente aptos para controlar y reducir el colesterol.

Propiedades del Apio
-Ayuda a disminuir la hipertensión, por su aporte en potasio.
-Ayuda a la eliminación de cálculos renales, mejora la memoria.
-En uso externo suele comportarse como un cicatrizante.
-Ayuda al cuerpo a deshacerse de impurezas a través de su función diurética (por su contenido en un aceite volátil, el apiol).
-Baja la tasa de ácido úrico y de colesterol en la sangre.
-Es un buen depurativo ya que tiene un efecto muy alcalinizante de la sangre (elimina el ácido úrico y otras toxinas del organismo).
-Combate el catarro pulmonar y el asma.
-Combate la gota, la hidropesía, la ictericia y la debilidad general.
-Contra la artrosis y reuma.
-Cura la fiebre infecciosa y también mejora la epilepsia.
-Depurativo, regenerador sanguíneo y ligeramente laxante.
-Después de la cebolla, es la hortaliza que mejor mineraliza el organismo.
-Diurético y oxidante, es un gran tónico del cerebro y de los nervios.
-El apio combate las infecciones del riñón.

-El apio disminuye el colesterol: El colesterol es benéfico en nuestro cuerpo, sin embargo, en altas cantidades resulta dañino. Comer apio ayuda a disminuir los índices de colesterol y con ello, evitar las enfermedades cardiovasculares.

-El apio elimina el exceso del ácido úrico, es decir, la concentración de sustancias tóxicas en el organismo. Debe considerase que altas cantidades de ácido úrico en el cuerpo producen enfermedades como la gota.

-El apio encierra un aceite esencial muy aromático que confiere virtudes aperitivos. Comido crudo como aperitivo, favorece la secreción de los jugos salivales y gástricos, facilitando la digestión, especialmente en los dispépticos.

-El apio es auxiliar en padecimientos hepáticos, porque contribuye a eliminar toxinas producidas por el exceso en la ingesta de grasa o alcohol.

-El apio es de gran ayuda en la hipertensión arterial ya que es rico en potasio, dilata los vasos renales, aumenta la cantidad de orina y calma el sistema nervioso.

Dr. Apollinaire Dschoutezo.
Experto Universitario en Patologías Alimentarias.

PINCHAR PARA ACCEDER A TODOS LOS BOLETINES