Buscador de Boletines:

Los peligros del aspártame

29 de julio del 2013

Sin saberlo, muchas personas consumen de manera voluntaria el edulcorante artificial llamado aspartame. Estas personas creen que están haciendo una buena elección en cuanto en que están evitando el azúcar blanco. Su razonamiento es que como no quieren engordar, hay que consumir azucares artificiales al lugar de edulcorantes naturales, que en la mayoría son calóricos como la miel y otros (la miel es un endulzante calórico, peo lleno de enzimas vivas). La verdad es que estas personas están absolutamente en el error. Los que consumen el aspartame de un modo consiente, es decir por elección propia están expuestos a las mismas adversidades que los que le consumen sin saberlo. En este caso, la ignorancia no exime de ser victima de este veneno.

En la actualidad, muchos expertos creen que el Aspartame – mejor conocido por los nombres de Nutrasweet y Equal - es cancerígeno y representa más informes de reacciones adversas que el resto de los alimentos y aditivos alimenticios en combinación.

Increíblemente este endulzante artificial está utilizado en más de 6,000 productos (como versiones de dieta, light o sin azúcar), y millones de personas consumen diariamente esta sustancia química tóxica. Muchas personas que toman bebidas edulcoradas diariamente aunque tengan síntomas de envenenamiento no llegan a relacionar dichos síntomas con las bebidas tomadas. Increíblemente el aspartame se vende incluso en herbolario donde se supone que su concepto de la salud debería ser diferente, pero como puedes observar la búsqueda del dinero marca todas las pautas de los humanos.

El apartarme puede causar serios efectos negativos sobre la salud, incluyendo visión doble, dificultad para hablar y debilidad en las extremidades. Sus consecuencias pueden llegar a patologías tales como esclerosis múltiple y fibromialgia. En la mayoría de los casos, ni los usuarios ni los profesionales logran descubrir la relación entre la situación del paciente y a ingesta continua y constante del apastarme en las dietas. Hay quienes han descubierto la relación existente entre sus problemas de salud y la toma del aspartame y al dejarlo, sus síntomas desaparecieron como vinieron. El aspartame es un dulce veneno.

Para el Dr. Russell Blaylock, neurocirujano de renombre, el aspartame actúa como un veneno en el cerebro y el cuerpo. Es un neuro-toxico, un toxico cerebral.

A pesar de que se ha demostrado ser un peligro para la salud humana, existe una gran manipulación y fraude corporativo que permite aprobarlo y seguir mantenerlo en el mercado. Los productos de este macabro dulce hacen su posible para mantenerlo en el mercado. Los que aprueban la venta de este tipo de sustancia desgraciadamente nunca pasan delante de la justicia humana, pero la justicia espiritual es imparable. El aspartame está compuesto principalmente de ácido aspártico y fenilalanina. La fenilalanina ha sido modificada sintéticamente para llevar a un grupo metilo, que proporciona la mayoría de la dulzura. Ese vínculo metil fenilalanina, llamado un éster de metilo, es muy débil, lo que permite que el grupo metilo en la fenilalanina se rompa fácilmente y se convierta en metanol. Los defensores del aspartame opinan que esta sustancia no es dañina ya que el metanol también se encuentra en las frutas y vegetales. Lo que son ven es que en las frutas y vegetales, el metanol está firmemente unido a la pectina, lo que permite que pase de una forma segura a su tracto digestivo. No es lo mismo con el metanol creado por aspartame, no está unido a nada que pueda eliminarlo de su cuerpo.
 
El metanol es un neurotóxico grave debido a que actúa como un caballo de Troya y es llevado a los tejidos sensibles de su cuerpo, como el cerebro y la médula ósea, donde la enzima de alcohol deshidrogenasa (ADH), lo convierte en formaldehído, en donde causa estragos en las proteínas sensibles y el ADN .
 
Todos los animales, excepto los seres humanos tienen un mecanismo de protección que permite que el metanol se descomponga en ácido fórmico inofensivo. Mientras que los humanos tienen el mismo número de peroxisomas (pequeñas estructuras en las células diseñadas para desintoxicar los productos químicos) en las células comparables como en los animales, las peroxisomas en los humanos no pueden convertir el formaldehído tóxico en ácido fórmico inofensivo, por lo que el formaldehído puede causar un daño enorme en sus tejidos.
 
En los seres humanos, el alcohol metílico viaja a través de los vasos sanguíneos en zonas sensibles--como el cerebro—las cuales están cargadas de ADH, que convierte el metanol en formaldehído. Y puesto que no hay catalasa, el formaldehído es libre de causar enormes daños en los tejidos.

Los síntomas de intoxicación por metanol son muchos e incluyen:
-Debilidad.
-Dolores de cabeza.
-Entumecimiento y dolores punzantes en las extremidades.
-Escalofríos.
-Lapsus de memoria.
-Mareos.
-Náuseas.
-Neuritis.
-Trastornos conductuales.
-Trastornos gastrointestinales.
-Vértigo.
-Zumbido en los oídos.
-Cáncer de sangre.
-Daño cerebral.
-Aumento de peso.

Los problemas más conocidos de intoxicación por metanol son problemas de la visión, incluyendo:
-Contracción progresiva del campo visual.
-Daño en la retina y ceguera.
-Oscurecimiento de la visión.
-Visión borrosa y brumosa.

El formaldehído es un conocido carcinógeno que causa daño en la retina, interfiere con la replicación del ADN y puede causar defectos de nacimiento. El aspartame es la fuente número uno de quejas por efectos secundarios a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos con más de 10,000 quejas presentadas y más de 91 síntomas documentados que están relacionados con su consumo. A pesar de ello, el aspartame siga siendo permitido en el mercado - e incluso no es etiquetado o señalado su existencia en los productos lácteos de todos los tipos. Por esto no hay que consumir yogur edulcorado o yogures azucarados. El mejor yogur es el natural, sin frutas, sin nada que haga degustarlo como dulce. A pesar de que digan que han puesta azúcar de caña, no puedes controlar sin detrás de ello hay otro tipo de aditivos que incluya la añadidura del apartarme. El aspartame también ha sido previamente vinculado a los tumores cerebrales. El aspartame no es el mejor amigo de su alimentación también lo saben los científicos desde hace algún tiempo. El aspartame no ayuda ni siquiera a controlar el peso corporal. Un estudio descubrió que en comparación con la sacarosa (azúcar de mesa), el aspartame y otros endulzantes artificiales, como la sacarina, causaron mayor aumento de peso en ratas adultas, y este aumento de peso no se relacionó con el consumo de calorías. Otra razón por lo que hay que abandonar definitivamente el consumo de endulzantes artificial es que el consumo de endulzantes artificiales disocia la sensación de dulzura con el contenido calórico, cambiando así la capacidad de que su cuerpo regule el consumo de calorías de forma natural. Consumir endulzantes artificiales no le va a ayudar a perder peso, al contrario produce, alrededor de 90 efectos adversos, algunos son:
-Ataques de ansiedad.
-Aumento de peso.
-Convulsiones.
-Dificultad para hablar.
-Dificultades para respirar.
-Dolor en las articulaciones.
-Dolores de cabeza/migrañas.
-Entumecimiento.
-Erupciones.
-Espasmos musculares.
-Fatiga.
-Insomnio.
-Irritabilidad y la depresión.
-Mareo/vértigo.
-Náuseas.
-Pérdida de memoria.
-Pérdida del gusto.
-Problemas de visión.
-Taquicardia/palpitaciones.
-Tinitus y pérdida de audición.
 
Según los investigadores sobre los efectos adversos del aspartame, las siguientes enfermedades crónicas también pueden ser provocadas o agravadas por el consumo de aspartame:
-Diabetes.
-Enfermedad de Alzheimer.
-Enfermedad de Parkinson.
-Epilepsia.
-Esclerosis múltiple.
-Fibromialgia.
-Linfoma.
-Retraso mental.
-Síndrome de fatiga crónica.
-Tumores cerebrales.
 
Muchas personas después de leer sobre el apastarme se dan cuenta demasiado tarde que pudieron haber estado sufriendo reacciones al aspartame sin darse cuenta. Para librase del aspartame, la primera cosa a hacer es leer la etiqueta de los alientos y productos dietéticos, así como bebidas que compres. No debes perder de vista que donde menos esperas, en los herbolarios, se vende también el aspartame. Para evitar los endulzantes artificiales, no podemos seguir consumiendo a ciegas, eligiendo los alimentos solo por el saber o la apareciendo visual.

Increíblemente, la toxicidad por aspartame no es bien conocida por los médicos, a pesar de su frecuencia. La mayoría de los médicos son de la vieja escuela y muchos no se actualizan no se actualizan en cuanto a los avances de la medicina y pocos saben de la toxicidad alimentaria.

 

Artículo solo informativo.
Apollinaire Dschoutezo

PINCHAR PARA ACCEDER A TODOS LOS BOLETINES